Libros

De la mano de las mejores: Claves para un liderazgo sinérgico (Reseña)

N. CHINCHILLA,  P. GARCÍA LOMBARDIA y E. JIMËNEZ, De la mano de las mejores: Claves para un liderazgo sinérgico. Eunsa, Pamplona, 2023, 192 pág. 

Comenzaría destacando el concepto de liderazgo sinérgico, incluido en el subtítulo de este libro y que hace referencia a las mujeres, aunque se diría que también es aplicable a los hombres. El punto de partida es el “feminismo sinérgico” que supera viejas y nuevas fórmulas de feminismo, a menudo basadas en la ideología de género y que ven a la familia como un obstáculo para la actividad profesional fuera del hogar.

Las autoras se enfrentan a quienes insisten en la necesidad de elegir entre dos ámbitos de la vida: la profesión o la familia, o más concretamente, entre la profesión o la maternidad. Piensan que esta disyuntiva es injusta, cruel y, sobre todo, innecesaria. En su lugar proponen un feminismo «que se construye a partir de la colaboración, no de la confrontación» (pág. 33). Argumentan que hombres y mujeres son iguales, como personas, con idéntica dignidad humana y derechos innatos, pero distintos en los ámbitos biológicos y psicológicos. De ahí que la igualdad fundamental deba compaginarse con el reconocimiento y la defensa de la diferencia y la diversidad. A partir de ahí, proponen la complementariedad basada en las diferencias y el trabajo conjunto de mujeres y hombres para alcanzar objetivos comunes, tanto en la empresa como en la familia.

La RAE define “sinergia” como “acción de dos o más causas cuyo efecto es superior a la suma de los efectos individuales” y ésta es la idea subyacente en el feminismo sinérgico, que se aplica también a actividades de liderazgo. Según las autoras de esta obra, “sociedades en las que el derecho ampara a la mujer y su dignidad como persona, la clave es facilitar al máximo la conciliación entre la vida familiar, personal y profesional, teniendo en cuenta, además, que actuar en favor de esta conciliación beneficia tanto a las mujeres como a los hombres.” (pág. 33).

El libro está dividido en cuatro partes. En la primera se hace un recorrido por la llamada «cuestión femenina», analizando diversas formas de feminismo, para llegar al feminismo sinérgico, como una «cuarta ola de feminismo», que es integrador.

En la segunda parte, se plantea la importancia de tener clara una trayectoria vital, superando las falsas creencias culturales sobre capacidades, motivaciones y talento femenino; rompiendo así el denominado techo de vidrio. Se advierte también sobre otro techo más difícil de romper -el «techo de cemento»- que no viene de fuera, sino de dentro de cada una. Es “una barrera personal, interna que se autoimponen las mujeres a causa de los sesgos, la formación recibida o la presión extrema y desproporcionada que comporta superar las dificultades de integrar el mundo laboral con el familiar y personal”, que se relacionan con la falta de confianza o el miedo al fracaso (pág. 40).

En la tercera parte, la más extensa, titulada “Vidas integradas”, describen y entrevistan a 15 mujeres, líderes empresariales de varios países de España y Latinoamérica, con muchos años de experiencia, que han sabido y podido integrar su vida, todo conciliando actividad laboral y vida familiar. Pertenecientes a distintos ámbitos profesionales, presentan algunas características comunes, además de esta integración. En el prólogo del libro, Isidro Faine, presidente de la Fundación “la Caixa”, señala varios rasgos comunes de las entrevistadas: “la empatía, la capacidad de inspirar, la autoconfianza, la gestión del tiempo, la asertividad, la creatividad o la observación de los detalles, entre otras señas de identidad.” (pág. 12).

En la cuarta y última parte, se presentan interesantes conclusiones para “una vida integrada en un mundo sostenible” a partir de las entrevistas. Se destaca la importancia de asumir una misión personal y poner pasión con la voluntad de trabajar duro para llevarla a cabo. También se subraya la autoconfianza demostrada, la importancia de la preparación, la capacidad de negociación y de establecer relaciones (networking); saber delegar y formar y dirigir equipos. Una adecuada gestión del tiempo y una toma de decisiones apropiada son otras cualidades reseñadas. Las autoras terminan con una reflexión sobre la importancia de la gestión del tiempo para una vida integrada y sobre la aportación que puede hacer a la sostenibilidad el estilo de liderazgo femenino.

El libro podría haber sido una valiosa investigación, pero no era éste su objetivo, sino “apoyar y ofrecer una guía de reflexión a las mujeres que están en un momento profesional quizás complicado, o que se enfrentan a decisiones sobre su trayectoria de vida, con la necesidad y el deseo de poder integrar todos los ámbitos (profesional, familiar, personal y social)” (pág. 15). En efecto, el testimonio de las mujeres entrevistadas y algunos comentarios puede resultar estimulantes para otras mujeres. El libro también contribuirá a entender el mundo femenino y aprender de sus dificultades, su esfuerzo, así como su capacidad de integración. Por otra parte, existen sugerentes intuiciones y formas de ejercer el liderazgo y la práctica directiva que merecen una consideración atenta.

Como crítica añadiría que, a lo largo de la obra, se destaca poco el liderazgo sinérgico resaltado en el título y en el primer capítulo. Una reserva que quizás se puede solucionar en una futura edición. También sería deseable una mejor integración entre las diferentes partes del libro y una mayor profundización bibliográfica, tanto para introducir el tema como para comparar sus resultados. Esto no quita el mérito del libro, que tiene, ni la recomendación de lectura.

En cualquier caso, compartimos el mensaje optimista con el que concluye el libro: “Una nueva generación de mujeres defiende el derecho a compatibilizar su trabajo profesional con la dedicación a la familia. No quieren renunciar a tener hijos y no pretenden copiar actitudes, modos de comportarse ni formas de pensar masculinas.”